7 Consejos para comprar ropa con presupuesto en 2022

Cuando era más joven intentaba tener “estilo”. Aunque yo, o más bien mis padres, no compraba marcas de renombre todos los meses, sí lo hacía cuando podía. No fue hasta que fui a la universidad que me volví más restrictiva con mi cartera y más relajada con mi estilo. No me importaba tanto el aspecto como la asequibilidad, la calidad y la comodidad. Es curioso que cuando dejé de preocuparme por mi aspecto fue cuando empecé a recibir más cumplidos sobre mi estilo. La mayoría de la gente iba en pijama y en chándal al campus, así que cualquier esfuerzo por encima de eso.

Empecé a utilizar diferentes métodos para conseguir la mejor oferta en la compra de ropa. Había tácticas básicas como mirar los artículos en oferta y los estantes de valor, pero también, métodos de la nueva era como abandonar los carros en línea. Aunque no sé cuántos hay exactamente, algunos sitios de venta en línea más pequeños te enviarán por correo electrónico un código de descuento si ven que te has registrado y has añadido algo a tu cesta de la compra pero no lo has comprobado después de un tiempo.

El mayor descuento que he visto personalmente con el método del carrito abandonado es del 30%. Para obtener más información sobre la compra de ropa con un presupuesto, hemos hablado con expertos en finanzas y comercio minorista para que compartan sus consejos. Aquí hay 7 estrategias de Radio Trinchera para ser frugal en la moda.

1. Evita la ropa que requiere limpieza en seco

Aléjate de la ropa que necesita ser limpiada en seco o lavada a mano o que es tan única que la gente se dará cuenta cuando uses una pieza repetidamente. A la hora de elegir en qué gastar su presupuesto para ropa, tenga en cuenta los requisitos exclusivos de su trabajo y estilo de vida, como unos zapatos de calidad supercómodos si está de pie todo el día o una chaqueta de alta calidad si trabaja o juega al aire libre con regularidad.

Si eres consciente de tu presupuesto, invierte en prendas estratégicas para tu trabajo y estilo de vida, y guarda tu talento creativo para los accesorios, que suelen ser menos costosos por separado y pueden actualizarse cada temporada para estar al día.

2. Utiliza los códigos de cupones para tener más caja

Las marcas de ropa suelen ofrecer códigos de cupones con frecuencia a lo largo del año, pero hay que saber dónde buscar para maximizar el ahorro. Busque los códigos de cupones anunciados en el sitio web de la marca. De vez en cuando, las marcas anuncian en su sitio web una venta particular, una oferta de envío gratuito u otra oferta que requiere un código de cupón en el momento de la compra.

Este código de cupón suele aparecer en los detalles de la oferta, pero no siempre se aplica automáticamente a su pedido. Comprueba dos veces en tu cesta antes de pasar por caja que estás recibiendo el descuento anunciado. Si no es así, es posible que tengas que introducir manualmente el código de cupón anunciado.

3. Incorpora la regla del 5% de ingresos y la moda sostenible

Puedes decidir destinar alrededor del 5% de tus ingresos mensuales a gastar en ropa, zapatos y accesorios, pero esto siempre va a variar según la persona y las prioridades. A veces, una simple hoja de cálculo del presupuesto puede ayudarte en este sentido.

Naturalmente, todos tenemos presupuestos individuales y otras exigencias financieras, pero merece la pena invertir en ropa de alta calidad. Evitar la moda de usar y tirar también tiene beneficios para el medio ambiente. Las prendas con tejidos de calidad superior duran más que algunas de las alternativas más populares.

4. Compra fuera de temporada y conoce tu presupuesto

Compra estrictamente en las rebajas de fuera de temporada. Esto significa comprar ropa de verano en las rebajas de fin de verano, ropa de invierno en las rebajas de fin de invierno, etc. Asegúrese de comprar artículos que le sigan gustando al año siguiente. Por ejemplo, evita comprar un abrigo de piel sintética rosa neón sobre una gabardina clásica.

Tú conoces mejor que nadie tu presupuesto y tus hábitos de gasto. Reserva una cantidad fija cada mes para destinarla a tu fondo de ropa. Esto no significa gastar esa cantidad cada mes. Simplemente significa que si, por ejemplo, necesitas un nuevo abrigo de invierno, puedes coger la cantidad que has ahorrado durante los últimos meses y gastarla en tu nuevo abrigo.

5. Gasta en calidad, ahorra en tendencias

Puedes ahorrar dinero gastando más en piezas de calidad y atemporales que te durarán mucho tiempo y pasarán por varias temporadas y tendencias. Por ejemplo, un par de botas negras clásicas o un blazer nunca pasarán de moda, así que gastar más en una marca de primera categoría que esté hecha de material de alta calidad significa que no tendrás que reemplazarlo constantemente.

Por otro lado, no debes gastar mucho en piezas de moda que pasarán de moda con cada nueva moda. En su lugar, compra en sitios de moda con descuento como 6pm.com o Forever21 para conseguir moda a bajo precio. También puedes incorporar un estampado o color de moda con accesorios para ahorrar. Sólo asegúrate de evaluar el coste por uso para determinar el valor real y si es una compra inteligente.

6. No te dejes engañar por las ofertas

No te fijes en las etiquetas de los precios: Conocer el precio de algo de antemano nubla por completo tu juicio, especialmente cuando se trata de un precio de venta. La trampa en la que cae mucha gente es ver algo que ha sido rebajado un puñado de veces. Al principio costaba 500 dólares y ahora está a 50 y crees que es una oferta demasiado buena para dejarla pasar. Los minoristas hacen esto por una razón, y se llama la atracción de la ganga.

¿Por qué lo hacen? Porque saben que funciona. Sientes que estás consiguiendo una oferta tan buena que inconscientemente crees que te gusta más de lo que realmente te gusta. Te centras en cuánto estás ahorrando en lugar de cuánto estás gastando. Ser un comprador inteligente significa sacar el máximo provecho de tu dinero mientras inviertes en cosas que te gustan y utilizas. Por eso, lo mejor es determinar lo mucho o poco que te gusta algo, antes de conocer el precio y dejarte influir por un descuento.

7. Asegúrate de que se ajusta a tu estructura y a tus finanzas

Sé estricto con el tallaje. Comprar por Internet es una forma estupenda de adquirir ropa con descuento. Pero también es fácil comprar la talla incorrecta, convencerse de que una prenda está bien y acabar con un artículo que nunca se pone. Esto es un gran desperdicio si tienes un presupuesto ajustado.

Conoce más: BlogMaster

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *