Cómo redactar un contrato privado

Aprender a redactar un contrato es una parte importante de tener un negocio. Un contrato es un acuerdo legalmente vinculante entre dos o más partes que realizan un intercambio de valor, normalmente la venta de bienes o servicios. En él se describen las obligaciones y responsabilidades de todas las partes y se las hace responsables del acuerdo original. Un contrato es una parte vital de cualquier transacción comercial, ya que fija los términos de la transacción y protege a ambas partes si no se cumplen los términos.

Cuándo utilizar un contrato

Antes de aprender a redactar un contrato, es una buena idea considerar si la transacción requiere un contrato. Considere estos factores:

  • ¿La transacción implica la compra, el alquiler o el arrendamiento de bienes, como un coche o una casa?
  • ¿Incluye la transacción la contratación de un nuevo empleado o la creación de una sociedad?
  • ¿Incluye el intercambio la venta de propiedad intelectual, como un programa informático o un libro?
  • ¿Accede el comprador a pagar por servicios prestados, como la contratación de un equipo de construcción para un proyecto importante o de un equipo de limpieza que acuda varias veces a la semana a largo plazo?

Cualquiera de estas situaciones, y muchas otras, requieren el uso de un contrato para asegurarse de que todas las partes comprenden sus funciones y responsabilidades. Recuerda que un acuerdo de palabra entre dos partes, incluso entre amigos o familiares, no suele ser válido ante un tribunal si surge una disputa o alguna de las partes incumple su parte del acuerdo.

Pasos para redactar un contrato

Sigue esta guía paso a paso de Oh Tech para saber cómo redactar un contrato que sea ejecutable por la ley:

Paso 1

Repasa las notas de las conversaciones con las otras partes sobre los detalles de la transacción. Haz preguntas, si es necesario, para garantizar la claridad entre todos.

Paso 2

Seleccione un tipo de contrato y comience a redactar el acuerdo. Incluye los nombres de cada parte en el párrafo introductorio, así como la información de contacto de todas las partes implicadas. Asegúrate también de indicar la fecha de inicio del contrato y cuándo expira.

Paso 3

A continuación, añade una lista detallada de los términos y definiciones clave que aparecen en el contrato. Esto ayuda a evitar cualquier ambigüedad y a aclarar las imprecisiones. Por ejemplo, para simplificar, el redactor del contrato puede utilizar las palabras “producto del trabajo” en todo el contrato en referencia a los bienes o servicios ofrecidos. Sin embargo, es importante definir desde el principio los bienes y servicios exactos que constituyen el “Producto del Trabajo”.

Paso 4

Defina el alcance completo del trabajo que implica la transacción comercial. Empiece por los productos a entregar y, a continuación, discuta las funciones y responsabilidades de cada parte. Esto incluye cualquier bien o servicio que el vendedor deba proporcionar y cualquier pago que el comprador deba realizar. No es necesario utilizar lenguaje jurídico. Mantenga un lenguaje sencillo, sucinto y fácil de entender. Esto ayuda a reducir la ambigüedad y las malas interpretaciones. Sin embargo, recuerde que debe proporcionar todos los detalles posibles.

Paso 5

Describa las condiciones de pago. Incluya detalles sobre la fecha de pago y la forma de realizarlo. Asegúrese de incluir también un calendario del proyecto que describa claramente los plazos para todas las partes. Este es también un buen lugar para anotar cualquier incentivo o deducción por incumplimiento de los plazos.

Paso 6

Proporcione detalles sobre los términos de protección del acuerdo, como lo que ocurre si alguna de las partes incumple el contrato. Incluye también en esta sección las declaraciones de responsabilidad, confidencialidad, litigio, rescisión y propiedad, si son aplicables.

Paso 7

Dale a cada parte tiempo para revisar el contrato y negociar los términos. Asegúrate de que todos se sienten cómodos con los detalles y comprenden las obligaciones y expectativas. Sigue revisando el contrato tantas veces como sea necesario para que quede bien.

Paso 8

Una vez que todas las partes estén de acuerdo con los términos del contrato, un representante autorizado de cada parte debe firmar y fechar el contrato. Las firmas hacen que el contrato sea legalmente vinculante.

Recuerda que los contratos verbales rara vez se sostienen en los tribunales, así que incluye todos los aspectos del acuerdo y ponlo por escrito. Cuando aprenda a redactar un contrato, recuerde utilizar un lenguaje sencillo y términos claros.

Para mayor información: Noticias Panamá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *