La temporada de vacaciones se acerca rápidamente, y muchas personas están actualmente buscando comprar regalos para sus seres queridos. Los artículos tecnológicos, como los ordenadores, son probablemente uno de los regalos más populares. Pero hay tantos ordenadores diferentes, que encontrar el perfecto puede ser difícil. Le ofrecemos algunos consejos de El Codigo que le ayudarán a comprender mejor las piezas de los ordenadores y a hacer la elección correcta.

¿Ordenador de sobremesa o portátil?

Esto depende de tu estilo de trabajo y de tu entorno. La regla es bastante sencilla: si rara vez trabajas fuera de la oficina, adquiere un PC de sobremesa. Si tienes que trabajar en casa, de viaje o en reuniones con clientes, elige un portátil. Hay que tener en cuenta que los ordenadores de sobremesa suelen ser más baratos que los portátiles con especificaciones similares, tienen una vida útil más larga y facilitan el cambio o la actualización de los componentes. Los portátiles, por su parte, son muy portátiles por su tamaño compacto, consumen menos energía y ofrecen una experiencia de usuario más flexible.

Procesador

Si quieres un ordenador que cargue los programas en un instante, que complete las tareas casi al instante y que funcione con fluidez en todo momento, te recomendamos que inviertas en los procesadores más potentes del mercado. El rendimiento de un procesador viene determinado por su número de núcleos y su velocidad, así que cuanto mayor sea el número, mejor. Los procesadores de dos a cuatro núcleos suelen ser suficientes para la mayoría de los usuarios. Sin embargo, si tus tareas implican el renderizado de imágenes de alta definición, animaciones, gráficos y análisis, entonces para obtener resultados óptimos tiene sentido conseguir un procesador con más de cuatro núcleos.

RAM

La memoria de acceso aleatorio (RAM) permite a tu ordenador realizar varias tareas a la vez sin problemas. Al igual que los procesadores, la cantidad de RAM que tenga tu ordenador determinará la rapidez con la que funcionará cuando trabajes con varios programas simultáneamente. Hoy en día, los ordenadores estándar vienen con 1-2 GB de RAM. Sin embargo, te aconsejamos que consigas al menos 4 GB, o incluso 8 GB, de RAM para que puedas navegar sin problemas entre tareas como la navegación por el correo electrónico, la navegación por Internet y el trabajo en documentos de procesamiento de textos y hojas de cálculo.

Disco duro

Cuanto más grande sea el disco duro, más espacio tendrás para almacenar archivos. Si piensas utilizar el ordenador sin periféricos, te conviene elegir un ordenador que ofrezca el disco duro más grande. Pero recuerda que siempre puedes comprar un disco duro externo para transferir o almacenar archivos si tu disco duro actual se queda sin espacio. Otro aspecto a tener en cuenta en un disco duro es su velocidad de giro. Los ordenadores modernos suelen tener discos de 5400rpm o 7200rpm, siendo estos últimos más eficientes. Cuanto más rápido gire el disco duro, más rápido se podrán transferir los datos hacia y desde él.

Para más info: La Fashion Digital