6 consejos para el éxito para gestionar una papelería

Todo el inventario de una empresa necesita ser gestionado, y la papelería de marca no es una excepción. Al hacer un seguimiento de lo que tienes, cuánto tienes y cómo lo utilizas, puedes reducir los costes, el uso de materiales y, con ello, tu impacto medioambiental. Ya sabes como abrir una papeleria. Estos son nuestros seis principales consejos de gestión de papelería.

1. Comprueba las existencias

El primer paso para una buena gestión de la papelería es hacer un control exhaustivo del inventario. En primer lugar, haz una lista de cada tipo de artículo, por ejemplo, blocs de notas, bolígrafos, papel de carta, y calcula la cantidad que tienes de cada uno.

A continuación, pregunte a la gente qué tipo de artículos utiliza actualmente y cuánto gasta aproximadamente en, por ejemplo, un trimestre. También deberías comprobar tu calendario para ver si tienes algún evento o reunión en la que tengas previsto repartir artículos como material promocional. Esto puede ayudarte a hacer una estimación más precisa de la cantidad y será menos probable que hagas un pedido excesivo o insuficiente.

2. Apuesta por la calidad en lugar de la cantidad

El control de los gastos y el consumo consciente son dos de las principales razones para mejorar la gestión de los artículos de papelería. La calidad de los artículos de papelería de su marca puede tener un impacto directo en la percepción de su marca, así que considere la posibilidad de optar por artículos de mayor calidad que también tengan una vida útil más larga. Esto puede reducir los costes de papelería a largo plazo.

3. Comparta las reglas

Puede merecer la pena crear algunas directrices generales sobre el material de papelería y compartirlas con su equipo. Por ejemplo, haz que la gente sepa que determinados artículos de papelería de marca sólo deben usarse externamente para las comunicaciones con los clientes y no para uso interno o personal. También puedes utilizar estas directrices para fomentar hábitos de consumo de papel más conscientes.

4. Ponga a alguien a cargo

Para ayudar a los empleados a cumplir las normas de papelería, pon a alguien a cargo de la gestión de la distribución y el uso. En lugar de que la gente se sirva a sí misma, tenga un guardián que se encargue del proceso para que usted pueda mantener una visión general. Esto no sólo puede ayudar a evitar el mal uso o el uso excesivo, sino que también le permitirá hacer un mejor seguimiento de la cantidad que se está utilizando, para que pueda hacer pedidos más precisos en el futuro.

5. Ofrezca alternativas sencillas

La papelería comercial personalizada puede subrayar su competencia como empresa y apoyar la percepción de su marca. Sin embargo, también suele costar más que las alternativas genéricas.

Para reducir los costes, ofrezca a sus empleados artículos sin marca, como blocs de notas, papel y sobres sencillos para el uso interno diario. De este modo, puede reservar el material bueno para sus comunicaciones de cara al cliente, donde es probable que tenga el mayor impacto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *